SÉPTIMA ETAPA (REMOULINS – SAN PEDRO PESCADOR)

Después de 300 kilómetros y un pago de 33,50 euros en un peaje llegamos a España. Para terminar las vacaciones queríamos pasar unos días sin hacer nada y sin cosas que visitar. Nuestro camping elegido fue el “Camping la Dunas”. No teníamos nada reservado y teníamos pensado coger una de las parcelas “económicas” de este macro camping que de baratas no tenían nada, fue la estancia más cara de todas las vacaciones. El camping estaba casi completo y nos tocó una parcela que era un poco mier**, aunque todas las mas económicas eran parecidas. La mayoría sin sombra justas de espacio, las fuentes estaban bastante lejos y los fregaderos y servicios más lejos aún. El camping tenía acceso directo a la playa que a nosotros nos quedaba a un kilómetro más o menos de nuestra parcela.  Las instalaciones eran estupendas, todo muy limpio, un buen supermercado con precios no muy caros, la piscina a mi parecer estaba muy bien con sus toboganes, pero se quedaba pequeña para la gente que estaba en ese momento en el camping. Los trabajadores muy amables. Si quieres tener sombra y todos los servicios del camping a mano tienes que pagar más de 120 euros al día.  No me pareció nada bien la zona de lavadero de coches donde la gente limpiaba todo tipo de objetos y se desperdiciaba el agua sin conocimiento y lo nunca visto en un gran camping como este, no aceptaban tarjeta de crédito, tenías que abonar todo en metálico. Después de pasar unos días en el lugar hemos decidido que nunca más… No volveremos a este tipo de macro campings, buscaremos otros más tranquilos, familiares y económicos.